Dominios con autoridad incluida

La autoridad se construye con trabajo a lo largo del tiempo. ¿Por que no la compra ya hecha?

Los buenos dominios poseen algo que la gente percibe muy bien: autoridad. Por ejemplo, ¿quién cree usted que sepa más de hoteles en internet? La lógica nos dice que Hoteles.com. Imagine cuánto dinero le ha costado a Despegar.com posicionarse en la mente del consumidor y cuánto le costó a Hoteles.com.

Desde nuestro punto de vista Hoteles.com es más productivo, ha hecho más con menos. Despegar.com ha invertido mucho tiempo, dinero y esfuerzo en ser la marca que es hoy día. La autoridad «se hace» con trabajo a lo largo del tiempo. ¿Por que no la compra ya hecha?

Un dominio genérico va a redefinir la percepción que sus clientes actuales y potenciales tienen de usted: Lo verán ahora como la total autoridad en la materia. Percepción es realidad. Y esto, al final del día, se traduce en ventas.

Este beneficio es sólo para el visionario del mercado, que no necesariamente es el más experto, el más antiguo, el más rico o el que se lleva la mayor parte del pastel. ¿Quiere trabajar arduamente ese liderazgo de mercado? ¿O prefiere ver beneficios de inmediato y beneficiarse de una ventaja competitiva como es la autoridad a los ojos de sus consumidores?